11 de mayo de 2010

Cuestión de detalles

El procedimiento sancionador PS/00373/2009, instruido por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) a una librería, se inció tras la denuncia presentada por D. A.A.A. al recibir dos comunicaciones comerciales en su dirección de correo electrónico acerca de novedades bibliográficas en el ámbito jurídico.

La librería aportó copia de una página de la Guía Oficial del Ilustre Colegio Oficial de Abogados de Sevilla del año 2008 en la que, entre los datos de otros colegiados, figuraban los datos del denunciante, habiendo presentado también impresión de la ficha del Formulario de Clientes en la que aparecían detallados el nombre y apellidos del denunciante, su número de documento nacional de identidad y el número de teléfono, así como la dirección de correo electrónico.

En los Fundamentos de Derecho, la AEPD rechaza la primera de las alegaciones con el acostumbrado argumento de que:
(...) en contra de lo alegado por la entidad imputada, el hecho de que los datos del destinatario de los correos comerciales denunciados pudieran proceder de la Guía Anual del Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla del año 2008 no exime a la entidad imputada de la obligación de obtener el consentimiento previo y expreso del destinatario para la remisión de envíos publicitarios por medios de comunicación electrónica, ya que la LSSI no contempla la excepción recogida por la LOPD para tratar, en envíos publicitarios de naturaleza postal, datos de carácter personal cuyo origen se encuentra en fuentes de acceso públicos.

Sin embargo acepta las evidencias de la relación comercial previa:
(...) la presentación por parte de la entidad imputada de dos albaranes de compra emitidos a nombre del denunciante por la adquisición de dos libros de derecho en fecha anterior a las del envío de los mensajes comerciales denunciados, suponen la existencia de dos elementos de prueba que avalan la tesis mantenida por la denunciada al defender que el dato de la dirección de correo electrónico se obtuvo, junto con los restantes que figuran en la ficha de cliente, del propio denunciante en el momento de efectuarse una compra.

En consecuencia procede exonerar a la librería de la responsabilidad de la comisión de la infracción al artículo 21.1 de la LSSI, dado que se considera que las comunicaciones comerciales denunciadas se enviaron a la dirección de correo electrónico en su condición de cliente de la mencionada librería universitaria y por productos o servicios similares a los que fueron objeto de contratación con anterioridad, lo que legitimaba su envío.

Pero por otro lado se afirma que
(...) la simple lectura del texto de las comunicaciones comerciales objeto de análisis lleva a constatar que el remitente de los envíos denunciados no ofreció al destinatario del correo comercial la posibilidad de oponerse al tratamiento de sus datos con fines promocionales que recoge el segundo párrafo del artículo 21.2 de la LSSI.

Según la librería los correos que dieron lugar al expediente reúnen los requisitos que establece la LSSI, ya que en los mismos “se ofrece la posibilidad de oponerse al tratamiento de sus datos de forma sencilla: con un simple click, y de manera gratuita: por correo electrónico a nuestra dirección, la cual figura en otro enlace en los mensajes enviados. “.

La AEPD determina que la inclusión en cada uno de los mensajes de un enlace a la "Política de privacidad” no supone la cumplimentación por parte del remitente de los mismos del requisito cuya vulneración se imputa, puesto que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información

Por tanto el Director de la Agencia Española de Protección de Datos RESUELVE:
PRIMERO: IMPONER a la LIBRERIA EL GIRALDILLO, S.C., por una infracción del artículo 21.2, segundo párrafo, de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, tipificada como leve en el artículo 38.4.d) de dicha Ley, una multa de 1.200 € (Mil doscientos euros), de conformidad con lo establecido en los artículos 39.1.c) y 40 de la citada norma.

9 comentarios:

NFRMTC dijo...

Y tanto que detalles, con la de veces que hacen la vista gorda en muchos procedimientos y aquí se han puesto a hilar fino. Si estaba claro que se trataba de un cliente de la librería y ya que tenían política de privacidad, etc, aunque les faltara citar expresamente los derechos ARCO en el correo podían haber desestimado la sanción perfectamente.
Muchas veces se quedan cortos pero aquí me parce que han sido muy duros.

Mar Lboro dijo...

Mala suerte. Está claro que no se trata de spam y que esta librería se había preocupado al menos en parte del tema LOPD/LSSI, pero al final la ley es claro y creo que es cierto que un enlace por si solo a mucha gente no le basta para entender cómo darse de baja de una lista.
Ahora que ciertamente podían haerlo dejado en 600€ y ya era suficiente.

Anónimo dijo...

Por cosas como esta hay una sensación empresarial de que la LOPD es sgún para quien, una pobre librería le manda un mail a un cliente y les sancionan, mientras Telfonica o Movistar lleva dos semanas dándome la paliza al móvil y no ha manera de pararlos.

Pau A. Monserrat dijo...

Coincido en que las sanciones dependen del humor que tiene la AGPD. Deberían tener un criterio mucho más definido.

esalconsultores dijo...

Yo creo que no es tanto un tema de criterio como de "mala leche". Es muy curioso que la denuncia la haga un profesional del derecho y tambien es muy curioso que no responda a la AGPD cuando se le pregunta si ha sido cliente de la libreria. Parece que no queria reconocerlo (relacion contractual previa)
Creo que no estamos ante el tipico ejercicio de "cabreo" por parte de alguien a quien tienen abrasado a correos si no de un procedimiento puesto en marcha para fastidiar a la libreria...
Por cierto, guardad como oro en paño esta resolucion para vuestros argumentarios cuando hableis con algun cliente y recomendadles a todos que quiten esas "tonterias" ecologicas (necesitas imprimir este correo?) y esos copy-paste tan americanos de que el presente mail es confidencial y bla bla bla.
Lo realmente importante es una clausula informativa correctamente redactada, los derechos ARCO perfectamente claros y consentimiento previo. Lo demas son ganas de ponerselo facil a cualquiera que quiera hacernos "pupita".

Marketing Positivo dijo...

Anónimo: las grandes telecos reciben con mucha diferencia la mayor cantidad de multas y de los mayores importes. Otra cosa es que ni aún así se inmuten por su gigantismo económico, pero eso no es culpa de la Agencia ni de la LOPD.

esalconsultores: muy bien expresado Alejandro. Me has recordado que quería escribir algo sobre esto de los "disclaimers". Mañana en MK+

Nacho dijo...

Si el envío de comunicaciones comerciales requiere del "consentimiento" del afectado ¿por qué no se ha sancionado a la empresa vía artículo 21?

En este caso la acreditación del consentimiento no se ha realizado, ya que lo que queda acreditado es que el afectado es cliente de la empresa y de que para una compra puntual de un par de libros dio sus datos (en una ficha) ,entre ellos el de correo electrónico.

La pregunta es: ¿Ha demostrado la empresa que tenía el consentimiento del afectado para enviarle información comercial?

Según está redactada la sentencia no lo parece.

Marketing Positivo dijo...

Nacho: esto es cita literal de la resolución: "se considera que las comunicaciones comerciales denunciadas se enviaron a la dirección de correo electrónico en su condición de cliente de la mencionada librería universitaria y por productos o servicios similares a los que fueron objeto de contratación con anterioridad, lo que legitimaba su envío."
Es decir, que la AEPD sí ha considerado que tenía el consentimiento. Además hay que tener en cuenta, como ya han indicado más arriba, que el denunciante no contestó a la pregunta de la Agencia sobre si era cliente o no, por lo que se dio por válida la ficha presentada por la librería.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Publicar un comentario

Respetamos los comentarios de Anónimos, pero se agradece la firma.
Se anularán los comentarios que:
1. No tengan algún tipo de relación con la temática de la nota.
2. Tenga insultos al autor de la nota o a otros comentaristas.
3. Sean de un troll o un hoygan
4. Hagan spam.