22 de diciembre de 2009

Eso no te lo he dicho yo

El procedimiento sancionador PS/00025/2009, instruido por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) a D. C.C.C. (Talleres Castelar), se inicia tras la denuncia presentada por D. G.G.G., cliente del taller del anterior, tras recibir un cargo en su cuenta corriente por servicios prestados que ya había abonado con anterioridad.

El fichero de “Clientes” del taller contiene una ficha correspondiente a D. G.G.G. en la que constan sus datos personales relativos a nombre, apellidos, DNI y dirección, que se habían utilizado en ocasiones anteriores para facturar los servicios del taller. Además de dichos datos se encontró un área tachada que, según manifestó D. C.C.C., había contenido un número de cuenta bancaria del cliente, integrado por nueve dígitos, que él nunca había proporcionado.

La AEPD dictamina:
En el presente caso, C.C.C. es responsable de haber anotado en sus propios ficheros el dato personal del denunciante relativo a su cuenta bancaria, sin que conste acreditado que el mismo hubiese prestado su consentimiento para ello, no resultando suficiente a tales efectos las manifestaciones realizadas por C.C.C. sobre la obtención de dicho consentimiento del propio denunciante manifestado de forma verbal que, además, no ha sido reconocido por el mismo.
Por tanto, C.C.C. no ha justificado el origen del dato personal relativo a la cuenta bancaria del denunciante ni la prestación del consentimiento por parte del mismo para que aquél pudiera tratar este dato, registrándolo en sus ficheros y utilizando para hacer efectivo el cobro de la factura número ***, emitida en fecha 04/03/2007 a nombre del denunciante. Ambas actuaciones constituyen un tratamiento de los datos personales del denunciante sin su consentimiento, no excluido del ámbito de protección establecido en la LOPD, según ha quedado expuesto.
Y por lo tanto:
El Director de la Agencia Española de Protección de Datos RESUELVE:
PRIMERO: IMPONER a D. C.C.C., por una infracción del artículo 6.1 de la LOPD, tipificada como grave en el artículo 44.3.d) de dicha norma, una multa de 2.000,00 € (dos mil euros), de conformidad con lo establecido en el artículo 45.1, 2, 4 y 5 de la citada Ley Orgánica.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Es curioso que se denuncie a un banco y luego esto se olvide y sólo se sancione al taller. ¡Con la banca hemos topado!

Juan Luis R. dijo...

Abundando en el comentario anterior observamos que en la resolución se habla de que en la ficha del taller había "nueve dígitos" de la cuenta corriente del denunciante, cuando todos sabemos que un CCC completo tiene 20 dígitos, ergo el banco tuvo como mínimo que completar la información.
Se da además la curiosa casualidad de que le contable del taller es empleado de dicho banco.

Blanco y en botella... para cualquiera: leche; si se trata de la AEPD: vino.

Marketing Positivo dijo...

Juan Luis: xD xD sin comentarios (dicho en un comentario).

Anónimo dijo...

¡Que curioso! me huele raro. Tenian en su ficha la cuenta del cliente (obviaré lo de los 20 digitos, podria ser un banco bien conocido del taller).
Seguramente si los tenian legitimamente habria habido anteriores pagos por cargo bancario. A mi me huele a que no has usado servicios profesionales para defenderse.

Por otra parte, aunque la información de la cuenta bien podria haber salido de bancario pluriempleado, como suele ocurrir, el probarlo es lo dificil, y seguramente los inspectores hayan valorado la posibilidad de probarlo y el trabajo que llevaria. Dado que seria una vulneración del deber de secreto, infracción leve con 500 € de sanción, el balance se ha decantado por dejarlo correr.
El completar la información defectuosa del taller, seguramente se haría a mano, o via telefónica, y resulte inciscernible si fue obra del taller o del bancario.

Pit.-

Anónimo dijo...

Perdon lo de banco bien conocido. Evidentemente lo era.

Pit.-

Marketing Positivo dijo...

Pit: el dueño del taller aseguró que le había cobrado otras reparaciones con domiciliación, pero el denunciante además de negarlo:
"Aporta copia de los movimientos registrado en su cuenta bancaria de IBERCAJA desde el 18/12/2002, en los que no figura ningún movimiento que pueda asociarse a “Talleres Castelar”, salvo los movimientos que motivan la denuncia.
En dos ocasiones, los Servicios de Inspección han requerido a D. C.C.C. la documentación que pudiera acreditar cobros previos realizados al denunciante.
Así, en fecha 06/02/2008, se recibió una respuesta del representante de D. C.C.C., en la que informa que no ha obtenido respuesta de la entidad IBERCAJA en relación con los cargos efectuados al denunciante y que no ha podido localizar facturas por servicios prestados al mismo con anterioridad, considerando el tiempo transcurrido desde que el denunciante es cliente del taller." (pag. 2).

Mar Lboro dijo...

A veces hay sanciones elevadísimas por errores tontos y casi sin repercusión, y cuando hablamos del uso sin consentimiento de la cuenta corriente de un ciudadano y de un cargo sin permiso en su cuenta, a uno le dejan ir de rositas y al otro sólo 2.000€.

Anónimo dijo...

Uuuy, esto del bancario currando por las tardes en otro sitio se ve mucho, a saber que uso hacen de la información privilegiada que tienen.

Publicar un comentario

Respetamos los comentarios de Anónimos, pero se agradece la firma.
Se anularán los comentarios que:
1. No tengan algún tipo de relación con la temática de la nota.
2. Tenga insultos al autor de la nota o a otros comentaristas.
3. Sean de un troll o un hoygan
4. Hagan spam.